Nostalgias recurrentes

Un pedazo del cielo

Salgo al patio. Miro ese pedacito del cielo que me tocó... Es mío, está ahí. Siempre es el mismo rincón del cielo: un rectángulo imperfecto que funciona como techo de mi patio. Ahora, todo cobra sentido... Me gusta mirar los techos y también me gusta mirar el cielo. A veces creo que mirar para arriba me hace dudar de todo.
En el invierno no salgo mucho al patio, pero puedo verlo desde mi ventana. Algunos dicen que si ese pedacito del cielo fuera más grande, yo sería más feliz; otros, hasta se atreven a ponerle precio a esa felicidad. Yo pienso: ¨¿para qué más? Tengo un pedacito del cielo...Es mío, está ahí¨.



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: