Nostalgias recurrentes

Casi animal III

Lobo,
tus mil rostros son
una estaca en mi mente;
tu recuerdo está inmovil.
Con retazos de todo
te re-construyo,
día a día,
noche a noche.
Sólo a ti puedo ofertarte
esta angustia que acarreo;
sólo tú entiendes
qué quiero decir
cuando digo soledad.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: